Sales

La sal común se consigue mediante la evaporación del agua del mar, dando lugar a la sal marina. Dentro de este tipo de sales, la flor de sal es una de las más apreciadas y de mayor precio, debido a que su recolección es manual y no pasa por ningún proceso industrial.

La flor de sal es la fina capa de sal que se forma en la superficie de las salinas tras la puesta de sol como consecuencia del fuerte contraste de temperatura entre el día y la noche.

Estas características, además de sus múltiples propiedades, hacen que la flor de sal sea la sal «gourmet» por excelencia. En adereza, hacemos mucho hincapié en distinguir una simple sal de mesa de una auténtica flor de sal, por eso, te animamos a que conozcas y pruebes los diferentes tipos de sales que tenemos.

¡Pruébalos todos!

Mostrando 1–30 de 61 resultados

WhatsApp chat